Año Nuevo: Así recibe el mundo la llegada del 2022, en pleno repunte de la pandemia

2022

Ya es año nuevo 2022 en Kiribari, Nueva Zelanda, y otros territorios. Los ciudadanos de la nación insular de Kiribati, en el Pacífico Sur, fueron los primeros en recibir el Año Nuevo, seguidos de los habitantes de Tokelau, perteneciente a Nueva Zelanda, y Samoa. Los más de 110.000 habitantes de Kiribati entraron en el 1 de enero a las 10.00 GMT del 31 de diciembre y las doce campanadas del Nuevo Año prosiguen en Tokelao, Samoa y otras naciones del Pacifico.

Año Nuevo: Los "fuegos artificiales familiares" que se exhiben todos los años tres horas antes del espectáculo principal de la medianoche llenan de luces el cielo de la Ópera de Sídney, en Australia, el 31 de diciembre de 2021. (DAVID GRAY / AFP).

Estas naciones insulares llegan al 2022 menos afectadas por la pandemia de coronavirus que otros países gracias a su situación geográfica, aunque la crisis climática y al subida del nivel del mar son peligros que amenazan su supervivencia. Auckland fue la primera gran ciudad del mundo en recibir el Año Nuevo, a las 11.00 GMT del 31 de diciembre, aunque este año se han cancelado las celebraciones masivas y los fuegos artificiales debido a la pandemia.

Los fuegos artificiales de Nochevieja estallan sobre el icónico Harbour Bridge y la Ópera (Izq.) de Sydney durante el espectáculo de fuegos artificiales el 1 de enero de 2022. (Foto de DAVID GREY / AFP)

Entre fiestas anuladas, toques de queda y otras restricciones, el mundo entra en el Año Nuevo tras un 2021 de pandemia de coronavirus en el que, pese al despliegue de vacunas, la variante ómicron provocó un auge de contagios nunca visto. Los últimos doce meses dejaron un cambio de presidente en Estados Unidos, unos Juegos Olímpicos sin espectadores, sueños de democracia rotos desde Afganistán a Myanmar o Nicaragua y la chocante imagen de Leo Messi sin la camiseta del Barcelona. Pero fue la pandemia, que entra en su tercer año, la que ha dominado nuevamente la vida de gran parte de la humanidad. Más de 5,4 millones de personas han muerto desde la detección del virus en el centro de China en diciembre de 2019.

Los "fuegos artificiales familiares", exhibidos tres horas antes de la medianoche todos los años, llenan de luces el cielo sobre la Ópera y el Puente del Puerto de Sídney el 31 de diciembre de 2021. (DAVID GRIS / AFP).

Más de 280 millones contrajeron el virus según un balance de AFP en base a datos oficiales, aunque la cifra real puede ser muy superior.

Las mujeres caminan frente a un letrero luminoso de 2022 exhibido en el centro de Pristina el 30 de diciembre de 2021, antes de las celebraciones del Año Nuevo en Kosovo. (Armend NIMANI / AFP).

Y casi toda la humanidad se ha visto arrastrada por un vaivén de confinamientos y restricciones en función de la evolución de la pandemia.

Las vacunas brindaron esperanza, con más de un 60% de la población mundial inmunizada. Pero su distribución ha sido desigual, especialmente en países pobres, lo que ha facilitado la emergencia de nuevas variantes.

Los "fuegos artificiales familiares", exhibidos tres horas antes de la medianoche todos los años, llenan de luces el cielo sobre la Ópera y el Puente del Puerto de Sídney el 31 de diciembre de 2021. (DAVID GRIS / AFP).

La última de ellas, ómicron, ha provocado por primera vez más de un millón de contagios en una semana, según un recuento de AFP.

Año Nuevo: Así recibe el mundo la llegada del 2022, en pleno repunte de la pandemia

ALERTA INFORMATIVA !!! Lo último de las noticias
+ +