Donald Trump aumenta la presión a Huawei y quiere que se quede sin proveedores de chips a nivel global

La administración de Donald Trump continúa su ofensiva contra Huawei. Luego de extender por un año el bloqueo al gigante chino, ahora buscará cortar su suministro de chips de fabricantes globales.

El Departamento de Comercio de EE.UU. publicó este viernes medidas más estrictas para evitar que Huawei adquiera chips que son “producto directo de algún software o tecnología estadounidense”.

Un nuevo golpe a Huawei, pero también al mayor productor de chips a pedido, TSMC, que hace poco anunció que abriría una fábrica en EE.UU..

TSMC necesitará una licencia de Estados Unidos para proveer de chips a Huawei o a la afiliada HiSilicon, encargada de diseñar los chips Kirin.

“Huawei, que necesita chips para sus populares smartphones y equipos de telecomunicaciones, está en el medio de una batalla por la dominancia tecnología entre Estados Unidos y China”, reflexionó Reuters.

No se descarta una respuesta de China. “Pienso que el gobierno chino no se quedará con los brazos cruzados mientras masacran a Huawei”, dijo Eric Xu, presidente rotatorio de Huawei, a finales de marzo.

+ +