El Parlamento Europeo vota a favor de legislar para imponer un cargador único para teléfonos

El pleno del Parlamento Europeo ha urgido a la Comisión Europea a adoptar antes del verano las medidas legislativas necesarias para hacer realidad el cargador único para dispositivos electrónicos portátiles.

En una resolución aprobada este jueves con 582 votos a favor, 40 en contra y 37 abstenciones, los eurodiputados señalan que la UE debe adoptar “con carácter urgente” estas medidas con el objetivo de reducir la cantidad de residuos y facilitar a los consumidores europeos “opciones sostenibles”.En 2019 la Unión Europa logró un acuerdo con la mayoría de empresas para reducir los puertos de carga. En ese entonces había hasta 30 opciones.

Según las cifras aportadas por la Eurocámara, los residuos electrónicos ascienden a unas 50 millones de toneladas métricas al año en el mundo, de las cuales 12.3 millones fueron generadas en Europa en 2016, equivalentes a 16.6 kilos por ciudadano del bloque.

En concreto, los eurodiputados han pedido al Ejecutivo comunitario que adopte las medidas legislativas previstas en la directiva de 2014 sobre equipos radioeléctricos antes de julio de este año.

Además, creen que Bruselas debe garantizar que el marco legislativo aplicable a un cargador común sea verificado regularmente para tener en cuenta los avances tecnológicos, siempre sin obstaculizar la innovación.

Precisamente fue Apple quien alegó que un cargador único “sofocaría la innovación”. Los creadores del iPhone serán el mayor escollo para la iniciativa. Mientras el USB-C se impone como un nuevo estándar, Apple continúa con su puerto Lightning en sus teléfonos, principalmente por las regalías que le brinda.

En la misma línea, el Parlamento Europeo ha reclamado a la Comisión Europea que adopte medidas para asegurar la interoperabilidad de los distintos cargadores inalámbricos con diferentes dispositivos móviles y estudie cómo aumentar el volumen de cables y cargadores recogidos y reciclados.

Por otro lado, han pedido a Bruselas que se asegure de que los consumidores europeos no sigan estando obligados a comprar un nuevo cargador con cada dispositivo portátil nuevo. Esta estrategia, defienden los eurodiputados, debe desplegarse en paralelo a la del cargador común “sin llevar aparejados precios más altos”.

ALERTA INFORMATIVA !!! Lo último de las noticias
+ +