Estados Unidos compra todo el ‘stock’ mundial de remdesivir, el fármaco contra la Covid-19 para los próximos tres meses

Ningún otro país podrá comprar este tratamiento contra la Covid-19 al menos durante los próximos tres meses, aunque la compañía prevé la fabricación de genéricos para los países en vías de desarrollo

Estados Unidos ha comprado prácticamente todas las existencias de remdesivir, uno de los dos medicamentos que han demostrado efectividad contra la Covid-19. En los próximos tres meses, ningún otro país podrá hacer acopio de este fármaco, informa The Guardian.

La preocupación crece a nivel mundial, no sólo porque este acaparamiento deja sin posibilidad de adquirir la cura a otros países del mundo, sino porque se teme un comportamiento similar por parte de la administración Trump cuando se encuentre una vacuna.

Remdesivir, el primer medicamento aprobado por las autoridades sanitarias de EEUU como tratamiento contra el coronavirus, pertenece a la farmacéutica Gilead. Fuentes de la compañía han señalado a EL MUNDO que reconocen “la escala global de esta pandemia” y están ” trabajando lo más rápido posible para permitir el acceso en todo el mundo”.

Ya se han agotado las 140.000 primeras dosis fabricadas, suministradas a ensayos clínicos en todo el mundo. EEUU ha comprado más de 500.000 dosis, que representa el 100% de la producción proyectada de Gilead para julio (94.200 tratamientos), el 90% de la producción en agosto (174.900) y el 90% de la producción en septiembre (232.800), además de una asignación para ensayos clínicos. Un tratamiento de remdesivir utiliza, en promedio, 6,25 viales.

“En la medida de lo posible, queremos asegurarnos de que cualquier paciente estadounidense que necesite remdesivir pueda obtenerlo. La administración Trump está haciendo todo lo que está a nuestro alcance para aprender más sobre las terapias contra la Covid-19 y asegurar el acceso a estas opciones para el pueblo estadounidense”, ha justificado el secretario de salud y servicios humanos de EEUU, Alex Azar, en un comunicado.

Desde Gilead, las citadas fuentes justifican que “dado el aumento significativo en la incidencia de COVID-19 en de los Estados Unidos, existe una necesidad urgente de ayudar a tratar a los pacientes afectados por el aumento reciente de los brotes, mientras que la mayoría de la UE y otros países desarrollados han reducido considerablemente sus niveles de enfermedad”.

De cualquier manera, la compañía apunta que han “acordado con el gobierno de EE. UU. que las partes no asignadas del stock existente hasta septiembre se puedan asignar para otros usos, incluso a países fuera de los Estados Unidos”.

“Evaluaremos los niveles y evolución de las peticiones de los hospitales cada dos semanas para informar sobre posibles decisiones adicionales de asignación”, añaden.

Por otro lado, la farmacéutica subraya que “para ampliar aún más el acceso y la oferta de remdesivir, hemos llegado acuerdos de licencia voluntarios no exclusivos con 9 fabricantes genéricos para fabricar y distribuir versiones genéricas de remdesivir en 127 países en vías de desarrollo”, aunque no ha detallado qué empresas se dedicarán a la fabricación de las versiones genéricas ni dónde se distribuirán exactamente. En ningún caso, esta medida afectaría a Europa.

“El acceso a remdesivir se priorizará en primer lugar de acuerdo con las aprobaciones y autorizaciones regulatorias y la incidencia de la enfermedad, y luego por la gravedad de la enfermedad, para proporcionar acceso a los pacientes con la necesidad más urgente de tratamiento”.

En ese sentido, la compañía recuerda que el antiviral todavía no está aprobado en España. Está disponible a través del procedimiento de la AEMPS para Medicamentos en Situaciones Especiales, que se emplea para facilitar el acceso a tratamientos en investigación cuando no existen otras alternativas terapéuticas.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad ha asegurado que existe un stock suficiente del fármaco en España tanto para hacer frente a la situación epidemiológica actual como para afrontar posibles brotes de coronavirus.

Además, ha señalado que el fármaco únicamente se recomienda en adultos y adolescentes mayores de 12 años con neumonía que requieran oxígeno.

Varios expertos han criticado el excesivo precio del medicamento (fijado en 347 euros la dosis, cuando lo habitual es que cada paciente necesite seis), pese a que su eficacia todavía está bajo investigación.

+ +