Estados Unidos comprará 100 millones de dosis más de la vacuna contra la COVID-19 de Johnson & Johnson

Estados Unidos

El Gobierno de Estados Unidos anunció este miércoles que comprará otros 100 millones de dosis de la vacuna monodosis de Johnson & Johnson contra la COVID-19, lo que aumentará aún más el suministro en el país, que ya había adquirido unidades suficientes para vacunar a toda su población.

“Hoy, el presidente Joe Biden, ordenará a su Gobierno conseguir 100 millones de dosis más de la vacuna de Johnson & Johnson”, dijo uno de los asesores del presidente sobre la pandemia, Andy Slavitt, en una rueda de prensa de la Casa Blanca sobre la COVID-19.

Joe Biden planeaba hacer formalmente el anuncio durante una reunión por la tarde en la Casa Blanca con los consejeros delegados de las farmacéuticas Johnson & Johnson y Merck.

El presidente de los Estados Unidos ha pronosticado que, para finales de mayo, el país tendrá las dosis suficientes para vacunar a todos los adultos del país, donde viven casi 330 millones de personas, de los cuales unos 255 millones son mayores de 18 años.

Johnson & Johnson, cuya vacuna es una de las tres aprobadas hasta ahora en Estados Unidos, ya se había comprometido a entregar al país 100 millones de dosis iniciales antes de que acabe junio, y la nueva compra del Gobierno de Biden eleva a 200 millones las unidades de esa multinacional que ha encargado Washington.

La Casa Blanca todavía tiene que negociar con la farmacéutica cuándo podrá recibir esas vacunas, pero espera obtenerlas en la segunda mitad de este año, según fuentes gubernamentales.

Esta orden permite al presidente planear para el futuro, para el final del año”, afirmó Slavitt.

MÁS QUE SUFICIENTE
Estados Unidos ya se había asegurado dosis suficientes para vacunar a todos los adultos del país en febrero, cuando cerró un acuerdo con Pfizer y Moderna, fabricantes de las otras dos vacunas de la COVID-19 aprobadas en el país, para conseguir 200 millones de dosis más para el final de julio.

Sin embargo, la Casa Blanca ha decidido hacer un nuevo encargo a Johnson & Johnson para garantizarse un suministro más que suficiente en caso de que Pfizer o Moderna se toparan con problemas de manufactura.

La acumulación de dosis por parte de Estados Unidos y otros países ricos ha generado preocupación entre algunos expertos, que advierten de que eso puede estar repercutiendo en la incapacidad de otros países con menos recursos de conseguir las vacunas suficientes a corto plazo, lo que puede aumentar el riesgo de mutaciones del virus.

Al respecto, la Casa Blanca responde que ha donado 2 000 millones de dólares a la plataforma COVAX para el desarrollo y la distribución equitativa de las vacunas contra la COVID-19, y que no ha descartado donar sus excedentes una vez que haya inoculado a toda su población.

EFE

ALERTA INFORMATIVA !!! Lo último de las noticias
+ +