Hungría despedirá a los diplomáticos que pidan teletrabajar durante la pandemia

Hungría

El ministro de Asuntos Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, aseguró este miércoles que despedirá a todos aquellos diplomáticos que soliciten trabajar desde casa a causa de la pandemia del coronavirus.

En una serie de declaraciones a los embajadores húngaros en Budapest, la capital del país, Szijjarto aseveró que “teletrabajar es una palabra mágica (…) que no ha sido autorizada y que no lo será en el futuro”.

Tal y como explicó, servir a los húngaros en el extranjero requiere estar presente: “Ese no es un juego al que juguemos en el Ministerio de Exteriores”. “Si alguien quiere jugar, lo puede hacer desde fuera del Ministerio”, aclaró, según informaciones de la agencia Bloomberg.

El ministro de 41 años, que lleva seis años al frente de la Cartera de Exteriores y es uno de los aliados más cercanos del primer ministro, Viktor Orban, ha sido recientemente el blanco de numerosas críticas y peticiones de dimisión.

El portal de noticias atlatszo.hu difundió una serie de fotografías del jefe de la diplomacia húngara en un yate de lujo en el mar Adriático. El alquiler del yate, que pertenece a un influyente hombre de negocios, cuesta unos 180 000 euros semanales.

La oposición ha pedido la renuncia de Szijjarto por considerar que el coste de dicho viaje fue desproporcionado y pone en tela de juicio el poder adquisitivo del ministro, lo que abre la puerta a posibles delitos de corrupción.

+ +