IGP advierte la posible ocurrencia del fenómeno La Niña en el verano de 2021

La Niña

La Comisión Multisectorial encargada del Estudio Nacional del Fenómeno “El Niño” (ENFEN) del cual forma parte el Instituto Geofísico del Perú (IGP), informó que existe un 33% de probabilidad que se den las condiciones para que ocurra La Niña en el Pacífico central, en los meses de diciembre del 2020 a marzo del 2021.

El ENFEN ha activado el estado de alerta “Vigilancia de la Niña Costera”, ya que se viene observando un enfriamiento en las temperaturas del mar y del aire frente a la costa del Perú. En el caso de que persista ello, podría desencadenar el evento La Niña, de magnitud débil hasta fin de año.

A través de un comunicado advierte que este enfriamiento se da, también, en el Pacífico central y podría prolongarse hasta el verano 2021. La Dra. Yamina Silva, investigadora del IGP, explicó que El Niño y La Niña son el calentamiento y enfriamiento anómalo de las temperaturas del mar en el océano Pacífico tropical, los cuales forman parte del El Niño-Oscilación Sur (ENOS), principal causa de las variaciones interanuales del clima en nuestro planeta y en el Perú.

Seguimiento e investigación
El IGP, a través de sus investigaciones, ha documentado el impacto de La Niña en las intensas precipitaciones y elevados caudales de la cuenca amazónica peruana. La disminución de la temperatura superficial del mar (TSM) en el Pacífico central, asociado a La Niña genera calentamiento en el Atlántico tropical del norte y el Mar Caribe, que permite el incremento en el transporte de humedad hacia la Amazonía peruana.

“Las lluvias intensas e inundaciones que ocurrieron, en el 2012, en las regiones amazónicas del norte del Perú como Loreto, necesitan mayor consideración sobre los mecanismos océano-atmosféricos para lograr identificar los eventos, tomar medidas preventivas y reducir sus impactos”, comenta la Dra. Silva.

Agregó que las investigaciones del IGP, indican que La Niña favorece la ocurrencia de lluvias por encima de lo normal en los Andes, durante la temporada lluviosa. Asimismo dijo que los veranillos, durante La Niña, tienen menor frecuencia y se esperan un aumento de días lluviosos. Respecto al inicio de lluvias, estudios recientes sugieren que La Niña favorece el inicio temprano y el final tardío de la temporada de lluvias.

De acuerdo a los resultados de las investigaciones y de continuar las condiciones frías en el océano Pacífico tropical y consolidarse como un evento frío “La Niña”, se esperaría una buena temporada de lluvias para los Andes peruanos, mientras que la Amazonía podría presentar lluvias muy intensas y aumento de caudales.

“No olvidemos que estas investigaciones contribuyen a generar conocimiento, los cuales deben ser utilizados para tomar medidas de prevención”, sustuvo la investigadora del IGP.

+ +