Intensivista Jesús Valverde“ : Ha sido muy duro, la familia ha sufrido mucho”

intensivista

El doctor Jesús Valverde ( Intensivista ), presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva, se emocionó hasta las lágrimas tras recibir la primera dosis de la vacuna de Sinopharm contra la COVID-19.

“Ha sido muy duro cambiar una rutina de vida que tenía, (…) tener cerca de 450 horas fuera de casa al mes es distinto. Mi esposa y mis hijas han padecido el alejamiento mío, pero siempre me han apoyado desde el lugar en el que he estado trabajado. Ha sido un aliento”, comentó en Ampliación de Noticias.

“La emoción embarga, pero es felicidad también. Hay mucha emoción en esto, no solo la mía sino del personal que viene haciendo la guardia. (…) La familia ha sufrido durante mucho tiempo y hoy hay una sonrisa por delante”, añadió, tras confesar que no ve a sus padres en más de un año. Jesús Valverde

El médico intensivista resaltó que esta inoculación permitirá al gremio poder trabajar más tranquilo en la primera línea de lucha contra la pandemia, aunque consideró que no se puede bajar la guardia ante esta mortal enfermedad.

“Definitivamente, nos va a dar mucha seguridad para trabajar con nuestros pacientes y también sirve de acercamiento a nuestras familias, de los que hemos estado alejados muchísimo tiempo. (…) Nos da una tremenda seguridad para seguir combatiendo esta pandemia”, comentó.

“Una situación de desastre”
Valverde se mostró a favor de que se declare en el país el estado de catástrofe nacional sanitaria, ante la grave situación que se vive en los hospitales del país, desbordados de pacientes de la COVID-19.

“Hemos visto que nuestros hospitales no están en la capacidad de responder. (…) En muchos hospitales se está restringiendo la emergencia por horas. Estamos viviendo una situación de desastre en el país”, manifestó.Resultado de imagen para Intensivista Jesús Valverde

Por otro lado, cuestionó el fallo de un juez de La Libertad, que dictó una medida cautelar para que un paciente de la COVID-19 sea ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Virgen de la Puerta de EsSalud, en Trujillo, pese a que estaba catalogado como de prioridad III. Para Valverde, esto “vulnera el acto médico”.

“Nosotros vivimos una situación de desastre en este momento. Nos gustaría atender a todos, pero es muy complicado, muy difícil. En las listas de espera hay prioridades, que los médicos intensivistas deben analizar y deben decidir”, comentó.

ALERTA INFORMATIVA !!! Lo último de las noticias
+ +