Zamora al día 100 de la emergencia: “Las cifras revelan, desde hace un par de semanas, un futuro esperanzador”

El ministro de Salud, Víctor Zamora, ratificó la postura del Gobierno respecto a la evolución de la COVID-19 y aseguró que “las cifras desde hace un par de semana revelan un futuro esperanzador”. En ese sentido, reiteró lo dicho semanas atrás por el presidente Martín Vizcarra y por el jefe del Gabinete Ministerial, Vicente Zeballos, sobre la disminución de la tasa de contagios y el promedio de la evolución de esta enfermedad a nivel nacional.

El titular del Minsa señaló que la gran cantidad de casos que se han reportado en el país, y su ubicación en los primeros puestos de un ranking internacional, se deben a que se han testeado a un millón de peruanos en este periodo. Para el ministro, esta decisión forma parte de un esfuerzo “que no tiene comparación con otros países, por lo menos de la región”.

“Estamos descendiendo lentamente en casi todos los indicadores: ya hemos alcanzado más de 14 mil personas que han sido dadas de alta, está reduciéndose la mortalidad sostenidamente, la tasa de infecciones está cayendo sostenidamente en muchas regiones. Se ha incrementado en otras, por lo que no podemos cantar victoria y tenemos que seguir con el esfuerzo, pero eso es esperanzador y nos permite iniciar esta siguiente fase de apertura económica con unas cifras que muestran que la epidemia está disminuyendo en su impacto en la sociedad”, señaló.

Zamora reconoció que, a pesar de los esfuerzos de multiplicar por 10 la mayoría de los servicios del sistema sanitario, es probable que estos continúen siendo insuficientes en algunas zonas del país. No obstante, precisó que se continuará con la estrategia para ampliar las camas hospitalarias y de Cuidados Intensivos debido a que el Gobierno se sigue preparando para “un eventual rebrote” tras la reapertura de algunas actividades económicas.

“Nosotros manejamos distintos escenarios, el peor sería un rebrote de alta magnitud, y un escenario esperable es que existan, como en otras partes del mundo, rebrotes focalizados. Nosotros dependemos en este momento de una ciudadanía responsable, por un lado: manteniendo la distancia, el lavado de manos y, por otro lado, una industria que incorpora en su accionar protocolos que defiendan a sus trabajadores y a sus clientes”, apuntó.

En otro momento, el ministro de Salud fue consultado por los cuestionamientos al Gobierno por la decisión de reabrir algunas actividades económicas pese al incremento de casos y a la falta de atención en clínicas y hospitales. Al respecto, mencionó que, al ser una enfermedad nueva, cualquier decisión que el Ejecutivo pueda tomar en el marco de la COVID-19 “tiene un alto nivel de error”. Sin embargo, destacó que estas medidas están acompañadas de protocolos sanitarios y medidas que buscan una mayor responsabilidad de la ciudadanía y de las empresas.

“Esta sinergia es la que estamos buscando de aquí en adelante. Una conducta muy responsable de una ciudadanía en una nueva convivencia marcada por estos patrones de conducta. La salud es más que la COVID y más que los hospitales. El capital humano que queremos para nuestra economía requiere que se mejore la salubridad pública y las conductas marcadas por la informalidad. La baja capacidad de respuesta del sistema de salud es solo uno de los aspectos”, indicó.

+ +